Estatutos

N.º 1.- ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LA UNIÓN DE LA MUTUALIDAD DEL
URUGUAY (UMU). En la ciudad de Montevideo, a los cuatro días del mes de octubre
de mil novecientos ochenta y ocho, siendo las once horas, en el predio de la Asociación
Española Primera de Socorros Mutuos, sita en esta ciudad: bulevar Artigas y Palmar, se
reunieron las siguientes instituciones: I) la Asociación Española Primera de Socorros
Mutuos representada en este acto por los señores: Roberto Lores Mato, Edison Suna
Gómez, Daniel Seco Ribalta y su gerente: señor Hércules M. Mazzucchelli García; II) la
Asociación Civil Casa de Galicia representada en este acto por los señores: Vicente
Campo Fernández, Higinio Gómez Pérez, Eduardo Ruiz Martínez, y su gerente: señor
Roberto Calvo; y III) la Asociación Mutualista Evangélica del Uruguay representada en
este acto por los señores: Aldo Daniel Tosi Loaces, Donato Ferranty Almandoz, Roberto
Washington Paredes Canto, escribana María Susana Tahmazián y su gerente: doctor
Walter Balaguer Meyer; y se contó también con la presencia del doctor Ángel S.
Caviglia; y ACUERDAN: fundar una asociación en carácter de asociación
confederativa, sin finalidad de lucro, con el objeto, órganos y normas de funcionamiento
que se establecen en el siguiente proyecto de estatutos, el que es aprobado por
unanimidad.

ESTATUTO DE LA UNIÓN DE LA MUTUALIDAD DEL URUGUAY

CAPÍTULO I
Constitución, denominación y objeto

Artículo 1.º (Constitución, denominación y domicilio.)
La Unión de la Mutualidad del Uruguay es una persona jurídica, de carácter
confederativo, carácter civil y sin finalidad de lucro, fundada con el propósito de
consolidar y expandir los principios del mutualismo en todas sus manifestaciones. Para
su individualización utilizará la sigla UMU. Su domicilio es en la ciudad de
Montevideo.

Artículo 2.º (Objeto.)
Tendrá por objeto:
a) proteger los intereses colectivos de las instituciones asociadas y contribuir al
desarrollo del sistema mutual y la afirmación de sus principios esenciales;
b) contribuir al mantenimiento y permanencia de las características esenciales e
individualidad de cada una de las instituciones federadas, en cuanto a sus fines y los
principios doctrinales que las inspiran;
c) propiciar la creación y desarrollo de órganos de asesoría y consulta para el sistema;
d) dar apoyo, prestigiar y promover todas aquellas actividades que en el marco de la
mutualidad se fundamenten o sean compatibles con el sistema de ayuda mutua, en
áreas asistenciales, culturales, recreativas, de servicio u otras; a través de acciones
propias o mediante la colaboración o contratación con terceros;
e) actuar en las relaciones laborales colectivas referentes a las instituciones asociadas
en representación gremial de los empleadores; realizar y concluir negociaciones
colectivas en el marco de la legislación nacional; actuar a nombre de las
instituciones asociadas en organismos paritarios o tripartitos destinados al estudio,
negociación, aplicación o vigilancia de convenciones y acuerdos colectivos de
naturaleza laboral. Los acuerdos que se adopten en esta materia, se entenderán en
todos los casos ad referéndum de las decisiones ratificatorias dictadas por los
órganos de las instituciones confederadas;
f) promover el desarrollo, la formación profesional y la capacitación en lo relativo a
los principios y técnicas del mutualismo, y en la administración de instituciones
basadas en dichos principios, en favor de los asociados, dirigentes y funcionarios,
mediante acciones realizadas en el territorio nacional o en el exterior;
g) requerir de las autoridades competentes una adecuada participación en el estudio y la
elaboración de normas jurídicas o técnicas reguladoras de la actividad de las
instituciones mutuales; así como propiciar la aprobación de disposiciones que las
eximan de tributación en todos los aspectos de su funcionamiento, atendiendo al
interés público de sus servicios;
h) estrechar vínculos de relación y amistad con la mutualidad de otros países,
promoviendo el intercambio de experiencias, acciones de capacitación y educación
mutual; y entre otras formas, mediante su afiliación o incorporación a organismos
internacionales cuando así se considere conveniente;
i) en general, fomentar a través de la mutualidad el mejor estilo de vida para todos los
integrantes de la sociedad.
A los efectos del cumplimiento de su objeto, podrá asumir la representación de las
instituciones integradas, ante entidades o personas públicas o privadas, de carácter
nacional o internacional.

CAPÍTULO II
Instituciones asociadas

Artículo 3.º (Requisitos.)
Podrán asociarse a la institución las personas jurídicas que estén basadas en el sistema
mutual, o de ayuda mutua, sin fines de lucro, con la finalidad de desarrollar una
actividad comprendida dentro de los fines de la Unión según se enuncian en el artículo
2.º especialmente de carácter asistencial (dentro del territorio nacional, o que cumplan
funciones de apoyo a la mutualidad; y cuya incorporación fuere aceptada conforme a las
disposiciones de este estatuto. La condición de asociado presupone el conocimiento y el
compromiso de respetar el presente estatuto, sus reglamentaciones generales; y de hacer
efectivas dentro de los plazos correspondientes las contribuciones económicas que se
establezcan.

Artículo 4.º (Categorías de asociados.)
Los asociados se clasifican en fundadores, adherentes, activos y suscriptores:
a) son asociados fundadores la Asociación Española Primera de Socorros Mutuos,
Casa de Galicia y Asociación Mutualista Evangélica del Uruguay, en su carácter de
concurrentes al acto de constitución;
b) son socios adherentes, aquellas instituciones que, reuniendo los requisitos
establecidos para ser socio, se incorporen a propuesta de una institución fundadora y
por el voto afirmativo unánime del Consejo Directivo;
c) son socios activos los socios adherentes que, teniendo más de dos años en dicha
calidad, sean designados como tales, a propuesta unánime de las instituciones
fundadoras, y por decisión afirmativa del Consejo Directivo. La decisión se
entenderá denegatoria cuando existan dos votos que consistan en negativa o
abstención;
d) son socios suscriptores aquellas instituciones que, cumpliendo actividades de apoyo
a la mutualidad, se incorporen, por el procedimiento del literal b) precedente, con la
finalidad de colaborar con las actividades de la Unión.

Artículo 5.º (Derechos de los asociados.)
Son derechos de los asociados:
I) de los socios fundadores, activos y adherentes:
a) presentar iniciativas al Consejo Directivo;
b) utilizar los diversos servicios sociales;
II) de los socios fundadores y activos exclusivamente:
a) integrar la Asamblea General con derecho de voz y voto, y participar en la
solicitud de su convocatoria;
b) ser elector y elegible para integrar el Consejo Directivo y otros órganos de
la Unión;
III) de los socios fundadores exclusivamente: proponer la atribución de la calidad de
activo a los socios adherentes.

Artículo 6.º (Suspensión y exclusión de asociados.)
Los socios pueden ser suspendidos en forma total o parcial en su condición de tales, o
excluidos de la entidad, de acuerdo con las siguientes bases:
a) serán causales los hechos u omisiones que constituyan incumplimientos graves de
obligaciones estatutarias, o representen actitudes incompatibles con los principios
fundamentales del mutualismo;
b) en aquellos casos en que los motivos pudieran dar lugar a exclusión o suspensión,
habrá lugar a suspensión preventiva inmediata, en tanto se cumplen los
procedimientos, estándose a lo que se resuelva en definitiva;
c) la suspensión provisional y la de carácter sancionatorio, serán resueltas por el
Consejo Directivo, por decisión fundada adoptada por la mayoría de sus
componentes. La exclusión será resuelta por la Asamblea, a iniciativa del Consejo
Directivo y por decisión adoptada a propuesta de un socio fundador que cuente con
el voto afirmativo de los dos tercios de sus componentes, incluyendo el de todos los
socios fundadores;
d) previamente a adoptarse decisión sancionatoria definitiva, se deberá conceder al
sancionado adecuadas oportunidades para articular sus defensas, mediante los
procedimientos que determinará la reglamentación;
e) la suspensión se operará de pleno derecho respecto de la institución que se encuentre
en mora en el pago de contribuciones económicas que excedieren de tres meses de
su fecha de exigibilidad; y se transformará en exclusión cuando el término de mora
alcance a un año a partir del primer período de vencimiento pendiente de pago.

CAPÍTULO III
Órganos institucionales

Sección I: Consejo Directivo

Artículo 7.º (Funciones, integración.)
La Unión de la Mutualidad del Uruguay será dirigida y administrada por un Consejo
Directivo compuesto de seis miembros titulares e igual número de alternos, los que
serán designados a razón de dos por cada una de las instituciones fundadoras. La
Asamblea General, a propuesta del Consejo Directivo, podrá ampliar a ocho el número
de integrantes de dicho Consejo. En tal caso, los dos miembros adicionales y sus
respectivos alternos, serán designados por dos instituciones que tengan la calidad de
socios activos, los que, a su vez serán electos por mayoría de los socios activos. Para ser
miembro del Consejo Directivo, se requiere ser asociado de la institución que lo haya
designado.

Artículo 8.º (Duración.)
Los miembros del Consejo Directivo durarán tres años en sus cargos; pudiendo ser
nuevamente designada una misma persona, sin perjuicio de lo establecido en el inciso
segundo del artículo anterior. Cada institución tiene facultad para sustituir en cualquier
momento, y sin expresión de causa, a las personas designadas para actuar como
miembros titulares o alternos; en cuyo caso su mandato se extenderá por el
complemento del período del sustituido.

Artículo 9.º (Cargos.)
En la primera sesión de su mandato, el Consejo Directivo procederá por votación secreta
y mayoría de votos, a designar su presidente, vicepresidente, secretario, prosecretario,
tesorero y protesorero. Las designaciones para tales cargos serán personales; la
incorporación de un alterno en sustitución del titular no le atribuye el ejercicio del cargo
respectivo. En caso de inasistencia, excusación o impedimento temporal, por cualquier
razón, del titular de un cargo y su correspondiente suplente, el Consejo Directivo
designará a un sustituto ad hoc o con carácter temporario. En caso de acefalía
permanente de la Presidencia, el Consejo Directivo deberá proceder a nueva designación
para el resto de su mandato.

Artículo 10.º (Competencias.)
Son competencias del Consejo Directivo:
a) la representación general de la institución frente a terceros. Para actuar en trámites,
peticiones, acciones jurisdiccionales en toda materia, y en cualquier género de
gestiones ante autoridades públicas, instituciones bancarias y similares, así como
para el otorgamiento de actos y contratos de cualquier naturaleza vinculados con su
objeto, la representación será ejercida conjuntamente por el presidente y el
secretario. También podrá el Consejo Directivo, a los mismos efectos, designar
mandatarios generales o especiales con las facultades e instrucciones que en cada
caso se les atribuyan;
b) resolver y ejecutar toda clase de actos de administración destinados o requeridos a
los efectos del cumplimiento de los fines institucionales y de la prestación de
servicios acordes con su objeto;
c) dictar las disposiciones reglamentarias necesarias o convenientes para la ejecución
del presente estatuto y el cumplimiento de las actividades que constituyen el objeto
de la institución;
d) adquirir, arrendar, recibir o dar en leasing, ceder, enajenar, gravar aun con derechos
reales de prenda o hipoteca y, en general, celebrar toda clase de contratos referentes
a bienes o servicios de cualquier clase que a su criterio sean requeridos por el
cumplimiento del objeto de la institución, así como solicitar y utilizar créditos, abrir
y clausurar cuentas corrientes ya sea con instituciones bancarias o con cualquier otro
sujeto de derecho civil o comercial. Para enajenar o gravar con derechos reales
inmuebles, para constituir leasing o prendas sin desplazamiento, se requerirá una
decisión conforme de los órganos directivos de la totalidad de las instituciones
fundadoras, el cual deberá ser confirmado mediante constancia por escrito. El
ejercicio de las facultades de disposición patrimonial se limitará en su monto hasta
el importe fijado en las disposiciones de Derecho Público que determinan la facultad
de las entidades estatales para efectuar adquisiciones sin convocar a licitación
pública. Las operaciones que superen ese monto solo podrán concertarse previa
anuencia de la Asamblea;
e) designar y contratar la prestación de servicios personales bajo subordinación laboral,
o con carácter profesional;
f) fijar y modificar la fecha de cierre del ejercicio financiero anual; formular el
presupuesto para cada ejercicio; fijar la contribución económica ordinaria de los
socios a la institución, así como contribuciones extraordinarias y los criterios de su
distribución; preparar los balances, estados de ejecución presupuestal y rendiciones
de cuentas. Velará asimismo por la constitución de reservas financieras adecuadas y
su colocación en condiciones de rentabilidad, liquidez, seguridad y valorización de
acuerdo a lo que resuelva por mayoría absoluta de votos de sus componentes;
g) ejercer las actividades establecidas en el literal d) del artículo segundo;
h) proponer a la Asamblea General la ampliación del número de integrantes del
Consejo Directivo (artículo 7.o inciso segundo);
i) convocar y dirigir las Asambleas; someter a su consideración la Memoria y Balance
del ejercicio social; y proponer la exclusión de socios en su caso (artículo 6.º literal
e).

Artículo 11.º (Sesiones.)
El Consejo Directivo formará quorum para sesionar con la mitad más uno de sus
componentes y resolverá por mayoría simple de presentes, salvo disposición expresa en
contrario. En caso de empate, el presidente tendrá doble voto. Dictará su propio
reglamento, en el cual se determinarán las atribuciones y cometidos de los titulares de
los cargos del Consejo. Todas las decisiones adoptadas por el Consejo Directivo que
pudieran determinar obligaciones de cualquier índole para las instituciones
confederadas, se considerarán ad referéndum del acuerdo de los órganos estatutarios
competentes de cada una de ellas. Las decisiones que no fueren confirmadas de la
manera antedicha, no resultarán obligatorias para la institución disidente, sin que ello
determine su exclusión de la Unión.

Sección II: Asamblea General

Artículo 12.º (Atribuciones.)
La Asamblea General es la autoridad superior de la institución. Será aplicable a las
resoluciones que adopte la Asamblea, lo establecido en el inciso final del artículo
anterior.

Artículo 13.º (Asamblea ordinaria.)
El Consejo Directivo convocará anualmente dentro de los noventa días calendarios a
contar del cierre del ejercicio social, una Asamblea General ordinaria, a fin de
considerar la Memoria y Balance del Ejercicio; así como la designación de la Comisión
Electoral cuando corresponda. En dicha convocatoria se fijará la orden del día. Las
convocatorias deben cursarse, ya sea por carta o telegrama dirigido a cada una de las
instituciones integrantes o mediante publicación en por lo menos dos diarios de gran
circulación, o en el Diario Oficial con antelación no menor de veinticuatro horas
cronológicas. Dicha comunicación quedará dispensada si en la Asamblea se encontraran
presentes la totalidad de las instituciones integrantes de la Unión.

Artículo 14.º (Asamblea extraordinaria.)
La Asamblea se reunirá con carácter extraordinario por convocatoria del Consejo
Directivo, de su presidente por iniciativa de la Comisión Electoral o de la Comisión
Fiscal, o a pedido de un tercio de las instituciones asociadas. En este último caso, la
Asamblea deberá convocarse para dentro de quince días hábiles de recibido el petitorio.

Artículo 15.º (Funcionamiento.)
Tanto la Asamblea ordinaria como la extraordinaria se considerará válidamente
constituida en primera convocatoria con la mitad más una de las instituciones asociadas
habilitadas para integrarla (artículo 5.º). Transcurrida una hora de la primera
convocatoria, podrá sesionar válidamente con la presencia de las instituciones
habilitadas para integrarla que concurran. La Asamblea adoptará decisión por el voto
conforme de la mitad más una de las instituciones habilitadas para integrarla que se
encuentren presentes; excepto cuando se trate de cuestiones para que, conforme al
presente estatuto, se requiera quórum especial. Para participar en la Asamblea será
necesario que las personas presentes acrediten por escrito la representación de la
institución asociada que invistan, y su propia identidad personal; y que suscriban
constancia de su asistencia. La Asamblea será presidida por la Mesa del Consejo
Directivo y se regirá por el reglamento que dictará dicho Consejo; con carácter
supletorio, y en tanto dicho reglamento no fuere aprobado, regirá el de la Cámara de
Senadores.

Artículo 16.º (Competencias.)
Son competencias de la Asamblea:
a) considerar, aprobándolas o no, la Memoria y el Balance anuales que deberá
presentar el Consejo Directivo al término de cada ejercicio social; así como sobre
cualesquiera asuntos incluidos en el orden del día de sus reuniones ordinarias o
extraordinarias;
b) homologar el Reglamento General del estatuto que dicta el Consejo Directivo; en
caso de no aceptar alguna de sus disposiciones, designará dos delegados para
constituirse en Comisión General con el Consejo Directivo y proyectar las normas
sustitutivas;
c) considerar las apelaciones que se interpongan contra las decisiones del Consejo
Directivo (Artículo 6.º literal g), conforme al procedimiento que se establece en este
estatuto y que se determine en el Reglamento General;
d) disponer, a propuesta del Consejo Directivo, la exclusión de la calidad de integrante
de la Unión en los casos previstos por el artículo 6.º literales b) y e);
e) efectuar la interpretación auténtica de las normas del estatuto, sin perjuicio de las
facultades de los distintos órganos de la Unión, de interpretarlo a los fines del
ejercicio de sus atribuciones y cometidos propios;
f) aprobar las modificaciones al estatuto de la Unión, por mayoría absoluta de votos
correspondientes a sus integrantes, que comprenda el voto de la totalidad de las
instituciones fundadoras;
h) decretar la disolución de la Unión por las cuatro quintas partes de los votos de las
instituciones habilitadas para votar que comprenda el voto de por lo menos dos de
las instituciones fundadoras. Esta decisión solo podrá adoptarse en Asamblea
General extraordinaria convocada al efecto. Por el mismo quórum se decidirá el
destino a dar a los bienes de la Unión. En caso de no lograrse acuerdo, los bienes se
repartirán entre las instituciones fundadoras en proporción a sus respectivos caudales
sociales, con destino exclusivo a fines asistenciales. Se designará a tales efectos una
Comisión liquidadora, la que procederá a su liquidación y partición. Asimismo, una
de las instituciones fundadoras será designada como depositaria de los archivos
documentales, a los cuales tendrán libre acceso las demás instituciones fundadoras.

Sección III: Comisión Fiscal

Artículo 17.º (Integración y mandato.)
Habrá una Comisión Fiscal compuesta de tres miembros titulares y tres alternos, quienes
durarán en sus cargos un período de tres años. Serán designados, cada uno por las
instituciones fundadoras de común acuerdo; deberán ser asociados de una institución
fundadora diferente cada uno de ellos y no podrán ser titulares o alternos del Consejo
Directivo ni miembros de los órganos directivos de las instituciones fundadoras. En todo
lo no previsto expresamente, regirán respecto de la Comisión Fiscal, en cuanto fuere
pertinente, las disposiciones estatutarias y reglamentarias que regulan la integración y
funcionamiento del Consejo Directivo.

Artículo 18.º (Atribuciones.)
Son facultades y cometidos de la Comisión Fiscal:
a) auditar y visar los presupuestos, balances y estados de ejecución presupuestal y
rendiciones de cuentas de la Unión; fiscalizando la administración económicofinanciera
de la entidad en todos sus aspectos;
b) inspeccionar en cualquier momento, a los fines de sus cometidos, los registros
contables y documentación que los respalda, contratos y toda otra documentación
vinculada a la administración económica-financiera de la Unión;
c) informar a la Asamblea General ordinaria acerca de los aspectos de la gestión de la
Unión comprendidos en su competencia; pudiendo solicitar su convocatoria con
carácter extraordinario, si lo estimaran del caso (artículo 14.º).

Sección IV: Comisión Electoral

Artículo 19.º (Designación y funciones.)
Habrá una Comisión Electoral que será designada previamente a cualquier acto de
elección por la Asamblea inmediatamente anterior, e integrada con personas de notoria
imparcialidad, que deberán ser socias de distintas instituciones afiliadas a la Unión; y
durarán en funciones hasta la proclamación de quienes resultaren electos. Sus funciones
consistirán en organizar y supervisar los actos electorales que conforme al estatuto
deban realizarse (artículo 7.º), realizar el escrutinio y proclamar los resultados. Queda
exceptuada la elección de titulares de los cargos del Consejo Directivo, la que será
realizada por el propio Consejo.

CAPÍTULO IV
Disposiciones transitorias

Primera: (Primer Consejo Directivo y primera Comisión Fiscal.)
El primer Consejo Directivo y primera Comisión Fiscal deberán actuar hasta el tres de
octubre de mil novecientos noventa y uno; estarán integrados de la siguiente forma:
Consejo Directivo: titulares: presidente: Sr. Roberto Lores Mato (Asociación Española
Primera de Socorros Mutuos); vicepresidente: Sr. Higinio Gómez Pérez (Casa de
Galicia); secretario: Sr. Vicente Campo Fernández (Casa de Galicia); prosecretario:
escribana María Susana Tahmazián (Hospital Evangélico); tesorero: Cr. Julio Pilón
(Hospital Evangélico); protesorero: Sr. Edison Suna Gómez (Asociación Española
Primera de Socorros Mutuos). Comisión Fiscal: presidente: Sr. Eduardo Ruiz Martínez
(Casa de Galicia); secretario: Sr. Aldo Daniel Tosi Loaces (Hospital Evangélico);
tesorero: Sr. Daniel Seco Ribalta (Asociación Española Primera de Socorros Mutuos).
Suplentes del Consejo Directivo: por la Asociación Española Primera de Socorros
Mutuos: señores Javier Marticorena y Hércules Mazzucchelli García; por Casa de
Galicia: los señores Luis Rua y Roberto Calvo y por la Asociación Mutualista
Evangélica del Uruguay, los señores Donato Ferranty y Oscar Reyes. Suplentes de la
Comisión Fiscal: por la Asociación Española Primera de Socorros mutuos: Cr. Ernesto
Rosso; por Casa de Galicia: el señor Vicente Piñeyro, y por la Asociación Mutualista
Evangélica del Uruguay: el señor Roberto Washington Paredes Canto.

Segunda: (Personería.)
Se gestionará del Poder Ejecutivo la personería jurídica como asociación civil sin fines
de lucro. En caso de dictarse normas que reconozcan la personería gremial de las
organizaciones de empleadores (artículo cincuenta y siete de la Constitución de la
República), el Consejo Directivo deberá proceder a requerir la misma.

Tercera: (Gestión de personería.)
Quedan designados la Esc. María Susana Tahmazián y el señor Edison Suna para que
conjunta o separadamente comparezcan ante las autoridades competentes solicitando la
aprobación del estatuto y el reconocimiento de su personería. Los nombrados podrán
proponer y/o aceptar las modificaciones del mismo que fueren necesarias como
condicionante de dicha aprobación, en caso de formularse observaciones durante su
tramitación, siempre que ellas no afecten la concepción esencial de la Unión. En caso
contrario, deberán informar a las instituciones fundadoras, estándose en definitiva a lo
que ellas resuelvan. No siendo para más, se levanta la sesión.- V. CAMPO. ROBERTO
LORES. SUSANA TAHMAZIÁN. EDISON SUNA. R. CALVO. H.
MAZZUCCHELLI. W. BALAGUER. ALDO DANIEL TOSI. E. RUIZ. DANIEL
SECCO. R. PAREDES. Á. S. CAVIGLIA. D. FERRANTY. H. GÓMEZ.